miércoles, 14 de octubre de 2015

Sin que me tomen el pelo

Sin que me tomen el pelo


Sin que me tomen el pelo

Me hago mayor… sí… y como la gran mayoría, lo acepto, mitad con resignación, mitad con disimulo por si los demás, que también envejecen, por un casual, no se dieran cuenta, ya sea por despiste, mala memoria o la pérdida de visión propia de la edad... No me juzguen, qué les conozco. Tampoco es una idea tan descabellada… Al fin y al cabo, me cuido más que antes: como mejor, hago más deporte, gasto más en ropa y me apunto a todo lo que se ponga de moda y suene guay: yoga, pilates, running… pero el subconsciente siempre tiene curiosas formas de recordarnos lo que, en parte, queremos olvidar. Es jodido y poco práctico tener inteligencia cuando queremos hacernos los tontos.
Y entonces… ¡ay!, pasa lo que pasa. Después de tanto trabajo aparece un cepillo y se lleva todo al traste. Un simple cepillo, el mismo de siempre con el que nos peináramos antaño pero que ahora parece que nos esquile. ¿Cómo se puede caer tanto el pelo en un solo día?... ¿Quiénes somos, de dónde venimos, adónde vamos?
En fin, puedo aceptar mis arrugas con un mínimo de dignidad pero lo que una mujer de los ochenta, medio rockera, medio heavy, medio Ché Guevara, nunca puede perder sin plantar batalla es su melena.
Ahora estoy con los famosos remedios de la abuela, la típica cucharada de miel en ayunas que lejos de saber dulce a mí me sabe amarga por curiosidades de la vida, y la levadura de cerveza… que no tiene nada nada que ver con cuando te la tomas en la botella. Ni punto de comparación. Doy fe. Igualmente estoy mirando clínicas y profesionales médicos de confianza que me ayuden en mi problema sin que me tomen el pelo. En esta página web encontré un servicio de  restauración capilar que me convence, cosa nada fácil por otra parte. Hay mucho oportunista que se sube al carro de un brinco y sin preparación, y luego pasa lo inevitable. Nunca os pongáis en manos de personas sin preparación ni para un simple corte de pelo o una limpieza de cutis. Además de no estar preparados, utilizan técnicas y productos baratos y no homologados. Con la salud no se juega… ¡Jo! Otra vez el subconsciente. Me pongo seria al hablar de salud lo cual es indicativo de cierta edad en general y grado de paranoia propia.

Lo que también es cierto es que se habla mucho de los hombres con calvicie,  pero no tanto como problema estético de la mujer y también nos pasa. Curioso, ¿no? Sin traumas, ni vergüenza yo me voy a mirar lo mío de fuera de la cabeza, total, lo de dentro ya no tiene remedio. Siniestro total.


martes, 16 de junio de 2015

¿Qué opinan del turismo especializado para homosexuales en Gran Canaria?

 
turismo, homosexuales, gran canaria
¿Qué opinan del turismo especializado para homosexuales en Gran Canaria?

Particularmente, me encanta. Sea donde sea, pero en Gran Canaria, mejor.
Yo pertenezco a una generación que ha tenido que luchar por todo, incluso por esto (sin ser homosexual). Recuerdo con más vergüenza que nostalgia, los primeros viajes del IMSERSO que todos los tomaban a guasa como si después de cierta edad no se estuviera capacitado para divertirse en grupo sin estar discapacitado mentalmente o, chocheando como le llamaban entonces. Odio esa palabra y odio más aún el  matiz con la que la decían. No se podía ser ni de otra raza, ni de otra religión, ni tampoco estaban bien vistas las madres solteras, las divorciadas y por supuesto, los homosexuales…, todos ellos habían caído en desgracia a ojos de la sociedad. Ahora se puede decir: soy lesbiana, divorciada de un hombre y a punto de casarme con una mujer y no pasa nada. Eso me hace sentir bien porque poco a poco vamos dejando de ver a la gente que no son como la mayoría, como raro o enfermo, en todo, alejado de la normalidad y, por fin, hemos llevado a un punto en que todos somos normales con nuestras particularidades personales. Hace 40 años era una utopía o una película de ciencia ficción. Me gusta como estamos, a pesar de que no estamos atravesando los mejores momentos económicos, cada vez hay más gente buena y valiosa. Da igual que intenten recortar derechos y marginar con ello a las minorías. No es posible recortar los que sientes y piensas cuando están dentro y han echado raíz.
Por eso, cuando llega a mis manos un tema como el del turismo, puede ver un ejemplo en esta página web:  http://beachboysresort.com/, especializada para cierto tipo de personas en Gran Canarias y sus  ofertas de alojamientos turísticos para homosexuales, me sale la vena romántica y me acuerdo dónde estábamos y adónde hemos llegado. No deja de ser una satisfacción verlo y  haber vivido  un cambio tan radical como emotivo y emocionante.
Crecí entre palabras feas que intentaban ensuciarme la mente. Mis hijos no han tenido que escucharlas y mis nietos cuando les hablen del tema, se reirán de la gente que pensaba así. No somos ni estamos en una sociedad perfecta pero nadie puede negar que somos mejores. Es un hecho irrefutable.

Ahora me gustaría ilustrar la entrada con alguna fotos  de lo que nos hace mejores, nuestras diferencias. Espero les guste y que dejen sus opiniones en los comentarios.
TURISMO, HOMOSEXUALES, GRAN CANARIA.

turismo, homosexuales, gran canaria

turismo, homosexuales, gran canaria

turismo, homosexuales, gran canaria

turismo, homosexuales, gran canaria

turismo, homosexuales, gran canaria

turismo, homosexuales, gran canaria


turismo, homosexuales, gran canaria




domingo, 14 de junio de 2015

Menorca o la puerta al paraíso

menorca, alojamiento turistico, isla, tramontana, isla baleares, paraiso,


Menorca o la puerta al paraíso

Menorca es una de las islas del Archipiélago Balear más visitadas por los turistas nacionales e internacionales por su tremenda belleza marina, sus espacios naturales protegidos y por una climatología suave, dado su contexto geográfico (en el Mediterráneo occidental). La isla está inmejorablemente comunicada por vía marítima con Palma de Mallorca y Barcelona y por vía aérea: con los aeropuertos de la capital española, Barcelona, Bilbao y también con numerosos aeropuertos europeos, de donde recibe mucho tráfico turístico, sobre todo, en los meses de primavera y de verano.

¿A quién no le gustaría recorrer sus cuidadas calas bañadas por aguas cristalinas, perfectas para bucear o hacer fotografía submarina? Y para las personas a las que gozan disfrutando de la naturaleza o de la historia, Menorca es un paraíso natural y está llena de huellas ancestrales que definen el origen prehistórico de esta hermosa tierra y de los pueblos que, a lo largo de la historia, han conquistado y reinado en esta hermosa isla.

Si nos damos un paseo por sus soleadas calles, podremos deducir que para las personas autóctonas de Menorca, el mar es el elemento más significativo en sus vidas ya que condiciona la manera de ser y sentirse, las costumbres, la economía, la cultura y, su interesante y rica historia. La constante unión entre la gente y el mar brinda un gran patrimonio paisajístico y económico. 

El mar que baña la costa menorquina es su mayor riqueza, tanto natural como de interés turístico porque en sus trasparentes aguas se pueden ofertar variadas actividades marinas muy bien valoradas por todos los que la visitan y que la hace diferenciarse con claridad de diferentes destinos turísticos y es por esto que poco a poco, el alojamiento turístico de Menorca es uno de los más selectos. Se pueden alquilar casas, chalets o villas, ya sea en el propio pueblo, en una urbanización, y si se quiere estar más alejado del pueblo para estar un poco más retirado del trasiego de los turistas, en el campo.

La arquitectura del alojamiento turístico de Menorca impresiona a todo el que se detenga a mirarla, más bien, a admirarlas. He escogido algunas de estas fotos de la pagina www.mnkvillas.com y con  las cuales hace evidente la enorme belleza de las construcciones menorquinas. 

menorca, alojamiento turistico, isla, tramontana, isla baleares, paraiso,


menorca, alojamiento turistico, isla, tramontana, isla baleares, paraiso,

menorca, alojamiento turistico, isla, tramontana, isla baleares, paraiso,

menorca, alojamiento turistico, isla, tramontana, isla baleares, paraiso,


Mientras más conozco a esta isla, más me siento atrapada por la idea de no querer abandonarla y eso que, para ser honesta debo confesar que antes de conocer Menorca solo me había interesado por ella porque la llaman: la isla del viento por la tramontana, un viento frío característico de las islas Baleares y Cataluña y que, quiero conocer y nunca he tenido la fortuna de conseguir el acierto, en el cual andaba muy interesada por entonces, a causa de haber leído un texto magistral del recientemente fallecido, el gran e irrepetible Gabriel García Márquez. Si lo quieren leer, se llama como el viento pero no esperen encontrar nada parecido en la vida real, solo existen en el realismo mágico del escritor y en la mente de quien lo lea.

jueves, 14 de mayo de 2015

¿Por qué a veces una tostadora te cambia la vida?

tostadora, online, tienda, aguila, tostadas, electrodomestricos,

¿Por qué a veces una tostadora te cambia la vida?

A veces en la vida hay que cambiar de dirección y no para seguir un nuevo camino, sino para poder seguir con el que teníamos. Nunca os ha pasado que os levantáis un día y ya nada es igual? Ni el café sabe a café, ni el pan a pan, ni la mantequilla a mantequilla. Al principio, creeréis que se trata (pobres ingenuos), de un virus estomacal y que pasará pero conforme avanzan las horas y luego, los días todo seguirá igual. Todas las cosas a tu alrededor parecen desalmadas y la tristeza, poco a poco,  se abrirá camino en tu interior.

Es el momento de no esperar más, de un cambio, de renovarse o morir… Si, morir. Morir por dentro. Es la peor manera de morir. Y podéis llamarme dramática y lo que os apetezca, en el fondo me entendéis porque esta no es una situación que me haya inventado yo. Ocurre con cierta frecuencia a cualquiera, sin excepciones.

Yo suelo echar mano del feng shui: recolocar los muebles como si por dentro me recolocase a mí misma, comprar cosas nuevas, cambiar la vieja tostadora, esa que tiene los cables pelados de tanto andar enchufando y desenchufando y que en vez de tostar, electrocuta las tostadas cada mañana, y quizás también la depiladora, esa que creías moderna y a la última y descubres que ahora, las nuevas te dan masajes anti-dolor y tienen visión light (de luz no de bajo en nada), para que se vean incluso el vello rubio que ni sabíamos que teníamos. En fin, somos seres complicados, y  cada uno tiene su método, en esta web yo me “descomplico”. Es una tienda que también vende online desde electrodomésticos a ropa y complementos. Todo lo preciso para una renovación del hogar sin mucho esfuerzo, si quiero, hasta sin moverme de casa. Es que cuando estoy así, necesito girar y girar pero sin marearme mucho.


Y tampoco es que de repente me entre la fiebre del consumo, la que si se consumía era yo,  estar parada, permanecer igual siempre, como anclada en el tiempo. ¿Sabéis lo que hace el águila? El águila vive 70 años, casi como nosotros los monitos espabilados, con la salvedad de que a los 40 años, estas impresionantes aves toman una terrible decisión… renovarse o morir. Sus uñas están comprimidas y son demasiado flexibles, hasta el punto de no conseguir asir a las presas que le sirven de alimento. Su pico se curva, y apunta contra su propio pecho. Sus alas están viejas y pesadas. Volar, cada día se hace más difícil. Entonces,  solo tiene dos opciones: morir o enfrentarse un desgarrador proceso de renovación que durará 150 días.
En este proceso el águila se aísla en un nido colindante a un paredón que le servirá como instrumento contra el que se arrancará el pico, golpeándoselo, una y otra  vez. Después esperará a que le salga un nuevo pico con el que se arrancará todas y cada una de las uñas. Por si no fuera suficiente, con las nuevas uñas se desplumará a sí misma y esperará, tranquilamente en el nido, a que salgan y poder volar, siendo entonces una ave nueva  para  realizar el famoso vuelo de renovación que le dará 30 años de vida más.


Supongo que soy águila vieja de cuando en cuando y también tengo la necesidad de deshacerme de cosas inservibles que solo conservaba por debilidad y el mal llamado cariño. Hay que saber enterrar las cosas y cambiar… y es que, a veces, una tostadora te cambia la vida.